La comunicación digital se ha convertido en vital, tanto para usuarios como para las empresas. Los usuarios han encontrado el modo de estar conectados en todo momento con el mundo, ya sea para comunicarse con amigos o familiares, estar al día de las últimas noticias y sucesos, comprar online o compartir sus momentos con el resto del mundo.

Las empresas han abierto canales de comunicación y acceso a sus productos/ servicios, gracias a la compra online han generado más volumen de ventas y mayor notoriedad de marca, así como comunicar a los usuarios cualquier suceso es ahora más fácil e instantáneo.

Gracias a la digitalización se ha generado la compra online de los productos o contratación de servicios, por lo que se han creado multitud de empresas que trabajan únicamente este canal de venta, por los que han tenido y siguen teniendo gran éxito. El comercio electrónico crece sin parar, a un ritmo incontrolable.

Internet ha supuesto un 25,5% de la Inversión Publicitaria, en el último año, según el estudio de “Inversión publicitaria en medios digitales” de IAB Spain.

Cabe decir que “No estamos en una era de cambios ¡¡Estamos en un cambio de era!!”, afirmación de Andy Stalman.

La tecnología crece a un ritmo tan acelerado que ni nosotros mismos somos capaces de desarrollarla con total libertad. La tecnología nos obliga a estar constantemente activos y predispuestos a cualquier innovación, ya que sin darte cuenta aquello con lo que estabas habituado ya ha evolucionado.

La era de la comunicación digital está más activa que nunca, y está creciendo al mismo ritmo que la tecnología y las innovaciones.

En un tiempo, no muy lejano, la tecnología habrá alcanzado un nivel muy superior al que podamos imaginarnos en la actualidad